Diego Sívori
29 de Enero de 2019

Frutas en verano

Las frutas, las estrellas del verano. twitealo

Una de las cosas más lindas del verano para mí son las frutas. En esta temporada se llenan las verdulerías de variedad de éstas que además de ser muy ricas y nutritivas; son grandes aliadas para llevar a cabo una alimentación saludable. El calor pide comer fresco y una estrategia es comer frutas en verano. Si bien las clásicas siguen presentes, tales como: manzana, banana, pera, naranja, mandarina, aparecen otras que nos atrapan con su dulzor y sabor como: melón, sandía, durazno, ciruela, mango entre otras.

La Organización Mundial de la Salud aconseja consumir 5 porciones de frutas y verduras al día. Cuanta más variedad de colores incorporemos a diario, mayor cantidad de nutrientes estamos agregando en nuestra alimentación. Las principales características de las frutas, que las hacen tan nobles, son:

Aportan gran cantidad de agua que contribuye a nuestra hidratación diaria con estas altas temperaturas. El 85 % aproximadamente de las frutas corresponde a agua.

Presentan propiedades antioxidantes y variedad de vitaminas y minerales.

Son fuente rápida de energía ya que contienen un azúcar en su interior llamado fructosa.

Dan sensación de saciedad es decir que uno se siente lleno cuando las come; principalmente si las consume con su cáscara ya que en ella se encuentra la mayor cantidad de fibra. La fibra hace que nos tomemos mayor tiempo para comer, ya que exige mayor cantidad de masticaciones en la boca; a su vez, el cuerpo tarda más en digerirla permaneciendo más tiempo en el estómago y dándonos sensación de plenitud luego de ingerirla.

Debido a que muchas de sus propiedades se pierden con la cocción, la mejor forma de comerlas es crudas. Sin embargo aunque se las consuma cocidas, siempre aportan beneficios al cuerpo.

Las frutas pueden ser una gran opción para postres de almuerzos y cenas, para complementar un desayuno o una merienda. Pueden mezclarse con yogures, formar parte de licuados al agua o con leche. Pueden estar incluidas en ensaladas de vegetales: la manzana, el mango o los cítricos son los más utilizados. Otras opciones para consumirlas es mezclándolas en gelatinas, o en budines o tartas dulces. A su vez pueden realizarse bebidas caseras como limonada agregando el jugo de un limón, menta y jengibre en 1 litro de agua, o reemplazar el limón por el jugo de un pomelo o una naranja.

Por último mencionar que toda alimentación saludable consiste en ser equilibrada, es por eso que la fruta debe ser parte de esta y estar acompañada de otros grupos de alimentos como las verduras, los lácteos, las carnes y los huevos. Además es importante distribuir el consumo de frutas a lo largo del día y consumir aproximadamente 3-4 a diario. Es conveniente consensuar la cantidad con un nutri ya que ésta varía según cada persona, su contextura física y sus actividades diarias.

0 14
Diego Sivori

Diego Sivori

Licenciado en Nutrición recibido en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Le decis que comes y te dice quien sos. #QueComoHoy #MarketingDeLaObesidad

Deja tu comentario