Diego Sívori
24 de Enero de 2020

¿Qué es la fibra?

¿Que sabemos sobre la fibra? twitealo

Un componente beneficioso para la salud que se encuentra en algunos alimentos es la fibra. Una alimentación de buena calidad nutricional debe contener determinada cantidad de fibra; siendo lo recomendado por organismos internacionales: 25 a 35 gr diarios aproximadamente. Sin embargo, muchas veces, dadas las características de nuestra dieta, cuesta alcanzar dicho requerimiento.

¿Qué es la fibra? La fibra es un hidrato de carbono que se encuentra en los alimentos de origen vegetal; a diferencia de otros hidratos, este no puede ser digerido, lo que impide que se utilice para obtener energía. Sin embargo tiene otras propiedades que hace saludable su consumo.

Cabe destacar que existen dos tipos de fibra: la FIBRA SOLUBLE y la FIBRA INSOLUBLE.

La FIBRA SOLUBLE, también llamada FERMETABLE, se encuentra en la pulpa de frutas y verduras, en algunos cereales como la avena,  en parte de las legumbres, en semillas de chía y lino y algunas frutas secas como las nueces. Sus principales efectos son: ayudar a reducir el colesterol sanguíneo  y retrasar la absorción de hidratos, evitando aumentos bruscos de los niveles de azúcar de la sangre. Esto es muy beneficioso en enfermedades metabólicas como la Dislipemia o Diabetes respectivamente. Por otro lado contribuye a dar saciedad; es decir, retrasar la aparición de hambre, ayudando al descenso de peso corporal. Además favorece el crecimiento de bacterias saludables para el colon.

En cuanto a la FIBRA INSOLUBLE o NO FERMENTABLE, es posible hallarla en los cereales integrales que son los que tienen un color amarronado como los fideos y el arroz integral; en el pan y las galletitas de salvado, las semillas, las legumbres, la cáscara de frutas, las verduras de hoja y los frutos secos como las almendras. Al consumirla diariamente, contribuye a mejorar el tránsito intestinal y a aumentar el tamaño de la materia fecal, ayudando en problemas como la constipación. También contribuye a aumentar el poder de saciedad de las comidas en las que se encuentra y reduce el riesgo de enfermedades como el cáncer colorectal.

Es importante mencionar que los beneficios de los distintos tipos de fibra se producen en consecuencia de un consumo diario y sostenido en el tiempo. En caso de detectar que tu ingesta diaria de alimentos ricos en fibra es bajo es posible mejorarlo. Algunas opciones para incorporar fibra son:

 

Por último resaltar que lo aconsejable es incrementar las cantidades de manera progresiva ya que es necesario darle tiempo al cuerpo a que se acostumbre. Como mencionamos anteriormente, la fibra no se digiere con lo cual cambios bruscos en cuanto a la cantidad ingerida puede producir distensión abdominal, dolor de panza o flatulencias.

0 14
Diego Sivori

Diego Sivori

Licenciado en Nutrición recibido en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Le decis que comes y te dice quien sos. #QueComoHoy #MarketingDeLaObesidad

Deja tu comentario