Diego Sívori
06 de Abril de 2015

Mundo Dietante. “Presos de la tentación”

Nuestro organismo está diseñado para buscar placer, necesario para tener ganas de comer, ganas de reproducirnos. twitealo

Te preguntaste alguna vez…

¿Por qué existen cada vez más dietas y cada vez mas Sobrepeso y Obesidad?

¿Por qué pese a que sufrimos embarcándonos en nuevas dietas restrictivas, las repetimos constantemente?

¿Seremos Masoquistas Dietantes?

Tenemos la vaga idea de que si sufrís vale la pena, y que para hacer una dieta hay que sufrir. La palabra “dieta” ya viene acompañada de sentimientos como frustración, aburrimiento, monotonía, hambre, ansiedad, ira, mal humor, pero sin embargo las seguimos usando. Entendamos por que este camino no nos lleva a un buen puerto. Nuestro organismo está diseñado para buscar placer, necesario para tener ganas de comer, ganas de reproducirnos y subsistir. Buscará placer en cualquiera de sus formas, como alcohol, drogas, sexo y lógicamente el mas accesible de todos, “La comida”

Cualquier placer que yo elimine de mi vida, nuestro cerebro pedirá que se reemplace por otro. El ejemplo clásico es el cigarrillo y la comida, dejé de fumar y aumenté tantos kilos! Por lo tanto hasta aqui entendemos que siempre buscaremos placer y cuando no lo tengamos o lo reprimamos será aun peor. Ansiedad, búsqueda de nuevos estímulos, serán las respuestas inmediatas. Quizás se te venga a la cabeza las decenas de veces que abriste la heladera en casa, cuando estabas aburrido, buscando algo de placer. Por otro lado nuestros hábitos cotidianos no acompañan, pasamos 3 horas promedio por día sentados en frente de una pantalla viendo inconscientemente cientos de publicidades orientadas al consumo de productos chatarra.

Quizás ahora te viene a la mente como viendo la TV pensaste…¡Qué ganas de comerme una hamburguesa con papas fritas!. En un mundo Dietante, basado en la restricción y la prohibición de lo placentero, el único camino final es la tentación y frustración. Estamos diseñados para combatir la falta de estímulos.

¿Por qué luchamos contra la naturaleza?

¿Por qué nos empecinamos en no sentir placer?

Amiguémonos con el cuerpo y con la comida. “Basta de dietas displacenteras” Naciste para disfrutar, sin embargo hacelo en todos los ámbitos de tu vida, no solo con la comida!

ESTRATEGIAS PARA DISFRUTAR SIN COMER

- Buscate una actividad placentera alternativa

- Buscate un oficio, basado en alguna habilidad propia.

- Anotate en algún voluntariado u Organización de ayuda social. “ayuda a la gente”

- Salí a caminar en momentos que haces ocio en tu casa

- En el momento de las comidas, establece un tópico de conversación

- Mientras realizás actividad física, escuchá música que te guste.

- Tomá un baño relajante en momentos de ansiedad o en la sobremesa.

0 14
Diego Sivori

Diego Sivori

Licenciado en Nutrición recibido en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Le decis que comes y te dice quien sos. #QueComoHoy #MarketingDeLaObesidad

Deja tu comentario