Diego Sívori
11 de Mayo de 2015

“Me cuesta bajar de peso porque no tengo fuerza de voluntad”. Saber perder, para ganar.

La fuerza de voluntad es una herramienta buena, mejor contar con ella, pero no es infalible. twitealo

Quizás después de leer esto cambies tu opinión o forma de ver las cosas.

“LA FUERZA DE VOLUNTAD ES LA FUERZA MÁS DÉBIL".

Sabías que la Voluntad según la Real Academia Española es la facultad de decidir y ordenar la propia conducta, ¡Intencionar mi acto!. Tengo la VOLUNTAD de ir al gimnasio quiere decir que decido y me ordeno hacerlo.

La Fuerza de Voluntad sería una especie de medición de energía de mi INTENCIÓN, es decir que tan fuerte o débil soy cuando decido ordenarme un acto. Tengo VOLUNTAD de ir al Gimnasio, pero si llueve, me quedo en casa.

La Voluntad se mueve por 2 REGLAS:

1) Persigue la MOTIVACIÓN: Inconsciente y espontánea. Salir de un problema, iniciar un pasatiempo.
2) Persigue una OBLIGACIÓN: terminar un informe o un trabajo, estudiar para un parcial, bajar el colesterol sanguíneo o la presión. Tiene una gratificación al final del camino.

Por lo tanto si NO tengo una Motivación o una Obligación, la Voluntad me estaría dejando solito.

Pero, ¿La fuerza de Voluntad no es la mejor cualidad para bajar de peso?.

“La Fuerza de Voluntad es una herramienta buena, mejor contar con ella, pero no es infalible”. Es como ese jugador habilidoso pero sin compromiso, me encantaría contar siempre con él en mi equipo, sé que con él en cancha jugaría mejor, pero si apoyo mi victoria en él, muchas veces me puede dejar colgado porque se quedó dormido o se olvidó del partido.

Si señores, la fuerza de voluntad suele muchas veces ser la FUERZA más DÉBIL.

Entonces Diego: ¿Qué fuerzas hacen falta para mantener un plan de alimentación?
Hoy te voy a contar sobre una de las mejores FUERZAS: “La Decisión”

DECISIÓN: “Saber Perder para Ganar”

Preguntate esto ¿Qué estoy dispuesto a perder para lograr mi cambio?

Tengo que sentir que mi logro va a ser más valedero que mis pérdidas. Que al fondo del arcoíris me esperan las monedas de oro.
Vencer la ganancia inmediata por el beneficio a mediano y largo plazo, es decir el placer que me va a dar inmediatamente ese helado por sobre el placer que voy a sentir en un mes por ponerme el jean.

“Pero Diego, a mi me cuesta bajar de peso”, analicemos esta frase. El significado de “Costar” es adquirir algo a un determinado precio. Si compro un auto, ese auto tiene un precio, que es propio del bien a adquirir, ese auto me cuesta algo. Por otro lado, qué tan difícil me es pagar ese precio, eso es propio de mi persona y características (dejar de gastar en ropa o ir a la peluquería 3 veces por semana).

¿Un plan de Alimentación tiene un precio caro?

Precio propio del plan: me tengo que ordenar, tengo que tener disciplina, tengo que ser planificado, merece constancia, estrategia, tiempo, paciencia, voy a necesitar profesionales.

Precio propio de mi persona: Voy a tener hambre, voy a tener que tolerar la frustración, voy a tener que salir de mi comodidad actual, voy a tener que ser paciente.

Por lo tanto si sentís que no tenés fuerza de voluntad, no te preocupes, no te hace falta.Y cuando sientas que “Te cuesta bajar de peso”, hacete estas 2 preguntas:

¿Tomaste la decisión de pagar el precio de bajar de peso? ¿Aceptas perder para ganar?

0 14
Diego Sivori

Diego Sivori

Licenciado en Nutrición recibido en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Le decis que comes y te dice quien sos. #QueComoHoy #MarketingDeLaObesidad

Deja tu comentario