Diego Sívori
28 de Diciembre de 2017

Fin de año

Último mes del año, que viene acompañado de una seguidilla de eventos que hacen que nos desorganicemos con las comidas. Despedidas de fin de año, reuniones familiares, fiestas como Navidad y Año nuevo hacen que tengamos comidas tentadoras y con muchas calorías frente a nosotros con mayor frecuencia de la que quisiéramos. Es aquí donde la excusa de retomar los hábitos saludables el año que viene empieza a rondar por la cabeza. ¡Alerta! Esto no es una buena idea. Entonces, la pregunta es ¿cómo hacer para no comer en exceso y echar a perder todo tu esfuerzo?

Primero es importante recordar que las comidas también son momentos de encuentro para compartir y sociabilizar. Si bien podemos flexibilizar éstas comidas, es posible no caer en las grandes comilonas de fin de año. Se puede relajar un poco, descuidar todo lo que lograste en el año; ya que subir de peso no siempre es tan fácil como bajarlo.

El error más común es pensar: “No como en todo el día y a la noche me doy todos los gustos” Sin embargo, se tiende a engordar más al comer todo junto en una comida, que si la fraccionamos durante el día. Es por eso que es muy importante no saltearse las comidas. Además, acumular hambre hasta la noche, genera alto niveles de ansiedad y deseo que hacen que se coma mucho más de lo que el cuerpo necesita y a su vez, hacen que las señales de saciedad no sean percibidas a tiempo.

Entonces, ¿cómo hacer para no dejar de cuidarnos en estas fiestas? A continuación te comparto algunos tips para éstos eventos, la organización sigue siendo la clave:

· No saltear comidas durante el día.
· Realizar una colación antes de ir a la reunión ya que el hambre no permite tomar buenas decisiones en cuanto a qué y cuánto comer.
· No hace falta que comas todo lo que se ofrece. Lo ideal es seleccionar aquello que realmente te dan ganas de comer.
· Servirse en el plato lo que se va a comer para poder registrar el tamaño de la porción. Repetir el plato no es una buena opción.
· Disfrutar de la comida y evitar acompañar con pan o galletitas.
· Beber con moderación. El alcohol en exceso es perjudicial para la salud y a su vez aporta casi el doble de calorías que los dulces.
· Evitar las bebidas azucaradas y proponer las versiones light. Guardate esas calorías que ahorras para una pequeña porción de postre.
· Servirse una porción moderada de postre.

Y por último pero no menos importante, disfruta del encuentro, come lento, conversa, tomate tu tiempo para masticar y degustar del menú. Al siguiente día es importante que retomes tu alimentación habitual y en lo posible salgas a caminar. En caso de que sobre comida, freezala para otro evento así no tenés excusas volver tu rutina saludable.

 

0 14
Diego Sivori

Diego Sivori

Licenciado en Nutrición recibido en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Le decis que comes y te dice quien sos. #QueComoHoy #MarketingDeLaObesidad

Deja tu comentario